Archive for agosto, 2011

La Argentina, es un país sin horizonte.

Miércoles, agosto 31st, 2011

Hay países que  han soportado   duras guerras y  supieron reconstruir  desde sus cimientos su tejido social, político y económico, brindándole  a su gente   una mejor calidad de vida.  Alemania es un claro ejemplo de ello.

 La Argentina ha dilapidado todo lo bueno que tenía  para macerar todo lo malo.   Hay una ignorancia absoluta de todo lo que acontece en el Gran Mundo, porque existe  una política permanente de alentar la incultura, el desconocimiento, bastardeando  los valores esenciales que debe poseer  cualquier ser humano.

 En la Argentina se miente a troche y moche. Se habla de Patria y se pone  en manos foráneas la minería, entre otras cosas. Se reclama la restitución de las Islas Malvinas, que está en poder de los ingleses, y se regalan vastos territorios fiscales,  a amigos del Poder o a poderosos extranjeros  que saben cómo enroscarse en este país.

  Se usa la memoria para hablar de nuestros gloriosos antepasados. ¿Cuáles? ¿Los que ahuyentaron de estas costas  a San Martín, Mariano Moreno o a Sarmiento?

 A mí me enseñaron en el colegio que este país creció gracias a la inmigración. Nunca supe si se referían   a la española que  exterminó   indígenas; la italiana, la  gran exportadora de la mafia; la rusa, que trajo los vicios del zarismo y de los bolcheviques; la árabe, que nunca supo lo qué es vivir en Democracia;   la polaca, que traía prostitutas y mendigos al Río de la Plata; y últimamente la china, que aprendió rápidamente   pagar a sus empleados en negro,  e importó  mafiosos de ojos rasgados. 

 Como siempre se abren nuevas Escuelas de Delincuentes donde la enseñanza es eficaz y el aprendizaje muy rápido.  

 El poder político y el poder económico viven abrazados. La corrupción de un lado y la avaricia del otro, hacen imposible que la Argentina le dé a su esclavo  y se vive como un pordiosero.

 El salario que  recibe  un trabajador argentino nunca es  suficiente porque el sector que tiene que ver con los bienes de consumo, vive  remarcando sus productos, más allá de lo prudencial y de toda lógica.  El Primer Mundo siempre ha sido mucho más barato que la Argentina. Y esto le ha quitado al obrero,  tanto ayer como  hoy, su  capacidad de ahorro.   

 La política argentina, en el siglo XXI, sigue caminando entre  las tinieblas. No existen  ideologías sino el amansamiento del votante, mediante bingos, entrega de dinero en efectivo, sorteos de automóviles y motos. Y después de las elecciones, las promesas se las lleva el viento. Sus calles seguirán siendo de tierra, las escuelas serán meros galpones y los hospitales un campo de hacinamiento para cuerpos enfermos.

 Tantas figuras de la política, del deporte, de la farándula, y ladrones de guantes blancos, que parte del año se lo pasan en el Primer Mundo,  porque no traen un poco de buenas ideas, para que mejore la vida de la gente de a pie. 

 Lamentablemente    en la Argentina no se valora lo que es  el amor a la Patria y  a la  auténtica democracia. Nuestros héroes han pasado a ser agencias de viaje, que organizan  los fines de semana largos.

 La constante mentira, y los espejitos de colores subvierten las realidades: el pueblo vive mal, no conoce lo que es  calidad de vida. El pueblo acepta, como algo natural la existencia de los mercaderes de la pobreza, que son los que diariamente,  hacen que la gente vaya perdiendo su dignidad.

 La vida es una fotocopia.

 saulrabin@gmail.com.

 saulrabin@hotmail.com.ar

 noticias_ideas1@yahoo.com