Archive for diciembre, 2013

CON EL ALMA VACÍA

Jueves, diciembre 19th, 2013

EL ANCIANO vuelve a mirarse en el espejo y se da cuenta que todavía su   cuerpo resiste; es su   alma la que está vacía.   Hace  muchos años que vive aislado del mundo de  un mundo que ya no le pertenece.

No se preocupa en demasiado: YA NO TIENE APURO NI SUEÑOS ATRASADOS.

Sin embargo, todavía  quiere    contar sus   historias, esas que a nadie, por lo visto,  le interesa  o  quizá,  no sabe  cómo hacerse escuchar.

EL ANCIANO es dueño de un  enorme comercio  donde todo  huele  a tiempo,   abarrotado de una  mercadería  que nadie quiere comprar.

No quiere darse  por vencido: aguarda   algún milagro.

Entre las góndolas se esconden su infancia, su adolescencia, cuando construyó su familia, su trabajo y su inconfundible vejez.

Cuando se deprime, algo que le sucede a menudo, se justifica: “si en las Guerras y en los cataclismos se pierden vidas notables,    porque  alguien querrá  interesarse en  él  siendo el más  común de los mortales.”

Se le aparece  ese caserón sin tejas, con techos de chapas, donde se desarrolló su   infancia. Ve a   SUS PADRES contándole   historias  de sus  ancestros,   de la comarca donde crecieron y debieron abandonar,    cuando   el   aire   contaminando  preludiaba    la SGM.

EL ANCIANO nunca se  pudo  olvidar  de  ese hombre solitario, a quien los nazis le  mataron la  mujer  y su dos  hijitos.

Era un   austriaco    condecorado    por su valentía durante la PGM; en cambio,  nada pudo hacer para rescatar a su familia de las garras nazis.

EL ANCIANO sigue recorriendo  las góndolas de su  memoria y  se encuentra con  la  calle de tierra donde jugaba con un grupo de amigos, amistad consolidada   por compartir las  mismas  cuadras  y algunos, la misma   escuela.

En el campito que lindaba con la casa  de EL ANCIANO,    se había construido una canchita de fútbol.  Hasta se había conseguido conformar un equipo  con vestimenta apropiada, donación de la FUNDACIÓN EVA PERÓN.

Las grandes competencias barriales   eran: jugar  a las figuritas, a las bolitas, a las payanas,  u  organizar  carreras con autitos  de plástico  al que se le cargaban  pesos  para que no volcaran.

El que tenía una bicicleta era un potentado; un monopatín estaba en un escalón inferior. Y un  Escalectric un eslabón próximo al primer mundo.

Hoy un niño vive encerrando en un mundo tecnológico, donde la imaginación la impone la publicidad: no renovar el modelo  es detenerse en el tiempo,  es ser un anticuado.

Hoy el CELULAR viene incorporado al útero de la madre, a la salida del canal de parto aparece el   NINTENDO. Y si el crio es particularmente llorón se los distrae con una   LAPTOP o una  TABLET; y si no es hijo único, para que no se arranque los pelos con su hermano,  está para compartir   la PLAYSTATION.

En una de las góndolas hay   un  espacio vacío. Es donde alguna vez lo  ocuparon los HIJOS DEL ANCIANO.  De esa época no queda nada, ni siquiera  aquella foto donde él y su mujer fueron sorprendidos por  un  improvisado fotógrafo. Junto a ellos hay   tres  niñitos…

Hoy  la familia  son  imágenes desleídas, sepultadas en el tiempo.

La EDUCACION PÚBLICA era para toda la población, la Escuela Privada para un  burro crónico. ¡Cómo cambiaron los tiempos!

EL ANCIANO recuerda su época de la   Primaria contaminada   de peronismo. El General era   el hacedor de todos los bienes, y los Gorilas (opositores), de todos los males.

Ser   MAESTRA era una vocación que tenía un espacio muy especial en la consideración de la Comunidad.

EL ANCIANO recuerda a la Señorita   Arambarri tan querida que sus alumnos y los  padres se unieron para que continuara con el mismo grupo. Fueron   tres años consecutivos.

A nadie se le ocurría  contestar a la maestra, no porque ligara alguna reprimenda por parte de la docente  sino porque el sopapo venía del lado de   los Padres.

En el siglo XXI la Educación, mayormente Privada, tiene en su haber la destrucción sistemática de los sentimientos de pertenencia, donde los próceres y  sus acciones, son efemérides transformadas en   FINES DE SEMANA turísticos.

Además, aquellos edificios que tuvieron que  ver con la memoria del pueblo, se  han convertido en torres habitacionales,    en estacionamientos   o simplemente en  shoppings.

EL ANCIANO se ha  agitado tratando de  quitarle el polvo a las Góndolas.   Decide descansar.  Se   prepara un CAFÉ VERDE endulzado   con melaza.  Los granos tienen   tantas propiedades, según el prospecto,  que su consumidor   puede  llegar a superar la edad cronológica  de los     personajes bíblicos.

EL ANCIANO se sonríe cuando recuerda   su  segundo premio en un concurso sobre Las Malvinas.   Perón estaba en cada renglón, como quien  liberaría las islas en poder de los  invasores ingleses.

El premio fue  LA RAZÓN DE MI VIDA, el libro que se suponía había sido obra   de  Evita, aunque corría el rumor que su verdadero autor había sido  un escritor rumano que la Primera Dama había contratado.

En otro lugar de las estanterías, están aquellos personajes que acompañaron a EL ANCIANO, en algún momento de su vida.

Todos se amontonan, quieren salir a pasear   pero EL ANCIANO, elige  a un grupo al azar, no tiene  tanto tiempo como para  llevarlos a todos.

MUMO ORSI es el mismo que cambió el violín por una pelota y que llegó a jugar para la Italia de Mussolini;  ALFREDO PALACIOS, el primer  socialista latinoamericano que llegó al Parlamento con veinticinco años de edad.  EL ANCIANO lo fue a escuchar cuando habló    en una plaza de Concordia.

En un colmado teatro Rex  todos estaban ansiosos: se esperaba   la llegada de   EVA PERÓN.

El ANCIANO  se hallaba    entre el público. Mientras ella  camina rumbo al escenario, su vestido de color natural, acampanado,   le   roza uno de sus  brazos.  Él se emociona.

EL ANCIANO se apretuja  en una de las salas del Vaticano  junto a otras trescientas personas, para ver de cerca al papa JUAN XXIII, el Bueno.

El Sumo  Pontífice se le acerca y  le hace una serie de preguntas en un castellano fluido.

La calle se torna bulliciosa. EL ANCIANO vive en Jerusalém. Se asoma  y ve a    DAVID BEN GURIÓN,  a MOSHÉ DAYÁN y a GOLDA MEIR, caminando, sin guardias de seguridad. Van a participar de la   inauguración de la Embajada de Gabón.

Mes de julio de 1962  EL ANCIANO  viaja a una colonia (kibutz) para   un concierto brindado por el griego   MIKIS THEODORAKIS con su orquesta y la fantástica cantante   María Farantouri.

EL ANCIANO se acomodó en una butaca del Luna Park de la capital argentina, para el espectáculo que brindara el  ballet  del coreógrafo ruso  IGOR MOISEIEV. Abandonaba  el lugar embelesado, como después de un hermoso sueño visual.

La voz de su conciencia lo saca de sus cavilaciones: “No sigas con tus  tonterías, es al pedo.”

EL ANCIANO, percibe que cuando él se muera su vida habrá tenido el mismo sentido de  cualquier otro difunto: un cuerpo que se va, y una historia que se borra…

Sabe que      LA MERCADERÍA nunca será  vendida…  tiene  un producto que a nadie no le interesa.

Están por llegar   las FIESTAS de FIN DE AÑO.

Ya no le importa.  Porque todos aquellos con quienes compartía el paso del tiempo se fueron sin avisarle….

Un perro ladra…está tan solo como EL ANCIANO.