Archive for enero, 2014

EL DIFICIL ENCANTO DE TENER MUJER…

Domingo, enero 5th, 2014

Cuando una   MUJER SE  ENAMORA,  difícilmente  puede ver lo que el futuro le  puede deparar:   el amor al  igual que los negocios es  imprevisible.

Pero cuando la prenda de su corazón es un pobretón sabrá  de antemano que su vida se verá arrastrada por una corriente incontenible donde difícilmente pueda asomar la cabeza   salvo  que  SU ELEGIDO   tenga un instinto de corruptela tan  desarrollado que termine abrazado a uno de esos RECOLECTORES    DE VOLUNTADES   quien,   en representación de algún caudillo lugareño,  se encarga  de repartir dádivas  las que nunca  serán  gratuitas.

En algún   momento al beneficiado se le exigirá que se movilice a favor del  Partido de la Limosna.

EN PAISES DEL TERCER MUNDO ES IMPOSIBLE  ALCANZAR  EL SUEÑO AMERICANO…. TRABAJANDO.

ESTO SE DESPRENDE DEL ÚLTIMO INFORME DE LA REVISTA FORBES: LOS DIEZ  MULTIMILLONARIOS NACIDOS POBRES NO FUERON PARIDOS EN LATINOAMÉRICA.

******

LOS CHINOS que hasta ahora restringían  el número de hijos que podía tener cada  familia,  LIBERARON  EL   POLVO…  Están necesitados en  recuperar la mano de obra esclava, para seguir inundando el mundo  con   sus chucherías.

Los chinos no necesitan saber quién  era Mao.  Quieren profundizar el enfrentamiento con el CAPITALISMO más rabioso.

LAS MUJERES CHINAS, vuelven a arrastrar la panza en nombre de la revolución… ¿Cuál?

******

Hay una creencia, no totalmente confirmada,  que la gran cantidad de pobres que existe en este planeta, es porque tanto el hombre como la mujer no han sabido, en sus vidas pasadas,  regular sus economías excediéndose en sus gastos.  Y ahora están pagando los platos rotos.

¡Qué se jodan! Piensan los ricos… mientras los siguen explotando.

*****

LA BIBLIA,  el libro sagrado de los hebreos, y copiado por las grandes religiones del mundo, cuenta cómo   la MUJER  se dejó tentar por una  Serpiente  para poder escapar del  tedioso Paraíso.  Necesitaba  de los estímulos externos.

LA MUJER, fue perdiendo su rol de madre,  y su hogar se transformó en un verdadero bolonqui bíblico que terminó en una tragedia cuando uno de sus hijos, CAÍN,  mató a su  hermano ABEL.

ADÁN, como cualquier hombre de estos tiempos,  pasó a ser un cero a la izquierda. Él prefería  callar que escuchar las plañideras de su esposa EVA.

Ella desde la salida del Edén, se debió amoldar a una nueva realidad. Y ya no era la misma: montaba en cólera por cualquier tontería y el destinatario de  sus broncas era su pobre marido. No se le conocieron amantes.

Las herederas de Eva fueron agudizando el ingenio y hoy   se han vuelto  insoportables.

EVA  bíblica quería  verse más bella y para ello cambió su look,  convirtiéndose    en   una compradora compulsiva.

El mundo femenino con el correr de los siglos  se fue dividiendo    en  naturalmente feas,  en bellas todo terreno  y  en  carne de bisturí.

Adán  se dio cuenta que  su hogar perdía la magia femenina, y encima la mina se volvía más cara que  una inversión inmobiliaria. Y, para colmo de males,  no sabía cómo lidiar con ella.

Desde la Antigüedad los grandes emporios comerciales (los   shopping de hoy) pasaron   a ser el living de una casa, donde un grupo de  amigas encontraron  una forma práctica   de no   ABURRIRSE. En  vez de jugar a las cartas o a los dados, o evitarse gastar en un psiquiatra, preferían torturar a una  vendedora, revolviéndole el negocio y muchas veces, irse sin comprar.  Y esto las  hacía  feliz.

Un mujer   enloquecía cuando  se enteraba que a una de sus  amigas, el  marido la complacía en todo, mientras que ella tenía que hacer malabares para llegar a fin de mes con el mango.

El esposo, supuestamente miserable y egoísta,  corría el riesgo  que en cualquier momento podía ser   crucificado.

Una de las actitudes independentistas de una mujer aburrida es  tener su PROPIO MONEDERO,   pero  sin aflojar  con las tarjetas  de crédito de su marido.

EL HOMBRE  enamorado   aparece   más debilitado que Sansón cuando Dalila le quitó las fuerzas cortándole el cabello.

La MUJER, que ha  nacido en el barrio La Cambicha,  y decide una propuesta matrimonial que le resulta conveniente, se convierte en un espécimen de   paladar negro.

Y si el dueño de la abultada billetera  intenta  cerrarle  los  grifos, que se prepare a recibir un mordisco mortal en la yugular, o a soportar   las diez plagas de Egipto.  Las mismas  que utilizó Moisés para liberar a su pueblo de su cautiverio.

No hay dudas que para la mujer ir de compras funciona como un afrodisiaco.  Esto  lo saben los publicistas que han creado una serie de expresiones que despierta la  natural curiosidad en las féminas:   GOURMET, PREMIUM, OUTLET, CLEREANCE, SELL, etc; etc.

Los graves problemas que afronta una MUJER ABURRIDA, es cuando  la posibilidad de gastar  se termina a mitad de mes, después que la  Tarjeta de Crédito,  ha sido desangrada.

En verdad  no   siempre la mujer gasta  para ella; también lo hace   para sus   hijos y, de última, para su marido, por más que el tipo proteste una y   mil veces que no necesita  nada.

Hace unos días un CHINO se pasó suplicando a su mujer que dejara de pasearse por el Shopping. Hacía cinco horas que iban y venían, sin que ella mostrara cansancio alguno.

El tipo sintió que estallaba, perdió toda posibilidad de razonar  y sin mediar palabra, abrió la ventana  en  un cuarto piso y se tiró al vacío.

Prefirió una muerte violenta antes de ser encerrado en un manicomio.

Cuando la MUJER entra en la fase aguda  del ABURRIMIENTO saca a relucir distintos   argumentos:

Se enojará porque hace tiempo  la familia no sale de vacaciones.

Y seguirá con la lata: “La chica que me ayudaba ha dejado de venir y vos te haces el desentendido (le dice al atribulado marido),  con tal de ahorrar un mango.”

“¿No ves que los nenes quieren también un padre? Estoy harta que siempre se cuelguen de mí.”

“¿Por qué  no te haces un lugarcito en el trabajo, como muchos otros padre,  y venís más temprano, como para que podamos cenar todos juntos?”

LA MUJER no necesita respuesta… le basta con recalentar la metralla:

“¿No te das cuenta que estoy fusilada y vos no tenes mejor idea que sentarte frente al televisor y/o computadora?”

Cuando el hombre se dispone a ayudar  lavando  las vajillas,  entonces ella descarga su ira porque el pobre tipo  le mojó el piso: “Hoy me la pasé fregando y eso a vos no te importa.”

Envalentonada por el silencio del  doblegado marido, la mujer avanza: “A  ver si despegas el culo de la silla y vas a acostar al nene.”

Y si al marido le agarró  una especie de amnesia y se acostó vestido sobre la cama o entró a la habitación sin utilizar   los patines,  ella es  capaz de  fabricar su propia guillotina, y condenarlo a muerte sin juicio previo.

El marido ha decidido no  entrar en una guerra abierta  con su Mujer,  agradece que hay un   pichicho en la familia… lo saca a dar la vuelta del perro,  con la esperanza que a su enemiga íntima, mientras tanto se le pase la furia.

Muchos hombres   sienten  un deseo irrefrenable de  CORTARSE EL PENE como lo hizo un chino para terminar con sus expectativas de tener una nueva  pareja  después de una separación traumática.

En un  momento de su vida conyugal el hombre piensa por qué no le dio para leer a su exaltada femme:    ‘Cásate y sé sumisa’ de la autora italiana Costanza Miriano en el que enseña a la mujer la “obediencia leal, generosa y  sumisa.”

En su fuero íntimo admira  al esposo de la escritora que le hizo semejante lavado de cabeza.

A veces el  HOMBRE  se hace un tiempo para  pensar: “¿Cómo me pude haber equivocado?”

La que él suponía  el amor de su vida, escondía en esa sonrisa franca, en ese abrazo cálido y en ese sexo volcánico a  una bruja  enjaulada.

Ahora la otrora chiquilina  se ha vuelto piquetera con medidas de fuerza como son: los dolores de cabeza inoportunos, piernas cruzadas, como huelgas de los estacioneros cuando cruzan sus mangueras para no  vender combustible…  y  otras argucias por el estilo.

Y  cuando el hombre piensa en el  divorcio o   convertirse  en  un Landrú, SON LOS  HIJOS  los que  le quitan esos pensamientos miserables.

En el siglo XXI la mujer va tener que cambiar su estrategia… la proliferación de las LOLITAS, genera un estado de alerta en   las esposas, parejas o amantes, para no verse superadas por las   arrugas, las estrías, u otros signos que marcan el paso del tiempo.

Cualesquiera sean los tiempos  la mujer seguirá  multiplicando sus necesidades materiales, y el hombre sintiéndose un pordiosero a quien le han robado la limosna.

MI MADRE, a quien MI PADRE le regulaba los gastos diarios, se las ingeniaba para juntarse unas moneditas y jugarse un billetito de la Lotería… No ganó ni siquiera una aproximación…

Hoy la MUJER MODERNA  ha desarrollado, al igual que el hombre, una afición al juego que si bien muchas veces es un entretenimiento, mayormente  se convierte en enfermedad: la LUDOPATÍA…

Antes un matrimonio se vestía de gala e iba al CASINO.

Hoy es totalmente distinto: cada cónyuge elige distintos caminos para llegar al mismo lugar.

Han aparecido   los juegos de azar diarios, semanales, mensuales y anuales… las máquinas tragamonedas  y  los bingos…

Muchas veces en las puertas de los  antros de los sueños compartidos se puede  ver a una señora que se encarga de cuidar las bolsas de compras de las mujeres que se hacen un tiempo para arriesgar el vuelto… dicho suavemente.

Un conocido mío  decidió darle una lección a su mujer.   Sin levantar la voz, cerciorándose que  nadie lo pudiera   interrumpir le dijo: “ME VOY A DEDICAR  DE LLENO A LA POLÍTICA”. La dama empalideció, retrocedió  en sus ínfulas de guerrera invencible. Había entendido el  mensaje.  Ella sabía  que el político  lo primero que hace es   cambiar  de dormitorio.

La mayoría de las mujeres  es  frágil de memoria: rápidamente   olvida  la amenaza,  recupera  confianza y se lanza nuevamente  al ataque para poder recuperar la  Tarjeta de Crédito, y si es el efectivo mucho mejor.

LA MUJER por más que trabaje, tiene  en claro que su marido tiene la obligación de tapar sus bucos bancarios. Y así seguirá actuando  hasta último día cuando uno de los dos decida abandonar el barco….o directamente se produzca el naufragio.

Para terminar: un conocido mío falleció  aplastado por la ropa de su mujer. Abrió por equivocación una de las puertas del ropero de su dama y las prendas se precipitaron como si fueran parte de un alud…

Su ataúd desprendía un  terrible olor a naftalina.