Archive for noviembre, 2014

SIEMPRE SE SUPO: CASTRO SE ABRAZABA CON LOS DICTADORES ARGENTINOS.

Domingo, noviembre 23rd, 2014
El Ché se remueve en su tumba.
———————————————
SIEMPRE SE SUPO: CASTRO  SE ABRAZABA CON  LOS DICTADORES ARGENTINOS.
Así como CFK., no se mosquea  al  nombrar jefe del Ejército a un militar acusado haber hecho desaparecer a un joven riojano; e involucrado en la detención del expresidente Menem; con esa misma lógica Cuba  obró Cuba con la Dictadura argentina. Nada puede sorprender si así actuó la madre patria comunista: la entonces Unión Soviética.
Ahora, documentos secretos desnudaron una alianza tácita entre el comunista cubano Fidel Castro y el dictador argentino Jorge Rafael Videla   entre 1976 y 1983.
Se trata de una serie de cables a través de los cuales se comunicaron ambos gobiernos. El primero salió de La Habana, capital de Cuba, solicitando apoyo a Videla en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para ingresar al Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud.
Argentina respondió aprobando el requerimiento y pidió a cambio el voto de Castro para la reelección de Argentina en el Consejo Económico y Social.
Según recuperó Diario de Cuba los documentos datan del período de la dictadura militar de 1976 a 1983 y confirman el apoyo del líder comunista cubano a Videla en Naciones Unidas, pese a sostener una posición pública contraria al régimen argentino.
En el más importante de los cables divulgados hasta ahora, fechado el 20 de abril de 1977, Buenos Aires autoriza a su Embajada en La Habana a “solicitar un intercambio de votos” para la reelección de Argentina en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC.)
Fidel Castro había pedido a Videla, a cambio, apoyo para la elección de Cuba en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud.
“En consideración al pedido de apoyo solicitado por Cuba para su elección en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, autorizase [sic] a V.E. a solicitar en cancillería local un intercambio de votos en favor de la postulación de nuestro país a la reelección en el ECOSOC y se servirá informar resultados por esta misma vía”, dice textualmente el cable.
Calificado de “muy urgente” y “secreto”, el documento está firmado por Fernando L.M. Ricciardi, del Departamento de Organismos Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.
En otro cable secreto, fechado el 12 de septiembre, el embajador argentino en La Habana, Francisco Molina Salas, escribe: “Oficializase [sic] apoyo cubano ECOSOC”. Dos días después, el Departamento de Organismos Internacionales de la cancillería argentina envía un documento a su misión en Naciones Unidas para confirmar el compromiso cubano.
“Recibiose [sic] confirmación apoyo Cuba reelección en ECOSOC totalizando candidatura argentina dieciocho votos…”, recoge el cable.
DESMEMORIA KIRCHNERISTA.  En Buenos Aires, Gabriel Salvia, director general del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), afirmó este miércoles que los documentos desclasificados “permiten corroborar la alianza tácita que mantuvieron ambos regímenes represivos”.
“Cuba se encontraba entre los países con los cuales la dictadura militar argentina mantenía relaciones diplomáticas normales. Luego se comprueban los intercambios de favores”, explicó Salvia en declaraciones a Diario de Cuba.
El Gobierno de Cristina Kirchner desclasificó cinco mil ochocientos documentos y resoluciones secretas, por intermedio de la Comisión de Relevamiento para la Recuperación de la Memoria Histórica.
“Lo contradictorio, en el actual gobierno argentino, es su política amistosa con la dictadura cubana, porque excluye a la memoria de la relación bilateral”, cuestiona Salvia.
El director de CADAL considera que si el Gobierno “fuese coherente con los principios de memoria, verdad y justicia, la Argentina debería tener una posición frente al régimen de partido único cubano, similar a la que hasta ahora han tenido los checos.”
—–  Los ideales populistas siempre se construyeron sobre un mar de mentiras.
Los que creyeron y los que fueron a un mundo utópico pensarán: tanta locura, tanto fanatismo para una vida miserable, salvo para los hermanos Castro y sus adláteres.

El Ché se remueve en su tumba.

———————————————

Así como CFK., no se mosquea  al  nombrar jefe del Ejército a un militar acusado haber hecho desaparecer a un joven riojano; e involucrado en la detención del expresidente Menem; con esa misma lógica Cuba  obró Cuba con la Dictadura argentina. Nada puede sorprender si así actuó la madre patria comunista: la entonces Unión Soviética.

Ahora, documentos secretos desnudaron una alianza tácita entre el comunista cubano Fidel Castro y el dictador argentino Jorge Rafael Videla   entre 1976 y 1983.

Se trata de una serie de cables a través de los cuales se comunicaron ambos gobiernos. El primero salió de La Habana, capital de Cuba, solicitando apoyo a Videla en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para ingresar al Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud.

Argentina respondió aprobando el requerimiento y pidió a cambio el voto de Castro para la reelección de Argentina en el Consejo Económico y Social.

Según recuperó Diario de Cuba los documentos datan del período de la dictadura militar de 1976 a 1983 y confirman el apoyo del líder comunista cubano a Videla en Naciones Unidas, pese a sostener una posición pública contraria al régimen argentino.

En el más importante de los cables divulgados hasta ahora, fechado el 20 de abril de 1977, Buenos Aires autoriza a su Embajada en La Habana a “solicitar un intercambio de votos” para la reelección de Argentina en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC.)

Fidel Castro había pedido a Videla, a cambio, apoyo para la elección de Cuba en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud.

“En consideración al pedido de apoyo solicitado por Cuba para su elección en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, autorizase [sic] a V.E. a solicitar en cancillería local un intercambio de votos en favor de la postulación de nuestro país a la reelección en el ECOSOC y se servirá informar resultados por esta misma vía”, dice textualmente el cable.

Calificado de “muy urgente” y “secreto”, el documento está firmado por Fernando L.M. Ricciardi, del Departamento de Organismos Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina.

En otro cable secreto, fechado el 12 de septiembre, el embajador argentino en La Habana, Francisco Molina Salas, escribe: “Oficializase [sic] apoyo cubano ECOSOC”. Dos días después, el Departamento de Organismos Internacionales de la cancillería argentina envía un documento a su misión en Naciones Unidas para confirmar el compromiso cubano.

“Recibiose [sic] confirmación apoyo Cuba reelección en ECOSOC totalizando candidatura argentina dieciocho votos…”, recoge el cable.

DESMEMORIA KIRCHNERISTA.  En Buenos Aires, Gabriel Salvia, director general del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), afirmó este miércoles que los documentos desclasificados “permiten corroborar la alianza tácita que mantuvieron ambos regímenes represivos”.

“Cuba se encontraba entre los países con los cuales la dictadura militar argentina mantenía relaciones diplomáticas normales. Luego se comprueban los intercambios de favores”, explicó Salvia en declaraciones a Diario de Cuba.

El Gobierno de Cristina Kirchner desclasificó cinco mil ochocientos documentos y resoluciones secretas, por intermedio de la Comisión de Relevamiento para la Recuperación de la Memoria Histórica.

“Lo contradictorio, en el actual gobierno argentino, es su política amistosa con la dictadura cubana, porque excluye a la memoria de la relación bilateral”, cuestiona Salvia.

El director de CADAL considera que si el Gobierno “fuese coherente con los principios de memoria, verdad y justicia, la Argentina debería tener una posición frente al régimen de partido único cubano, similar a la que hasta ahora han tenido los checos.”

—–  Los ideales populistas siempre se construyeron sobre un mar de mentiras.

Los que creyeron y los que fueron a un mundo utópico pensarán: tanta locura, tanto fanatismo para una vida miserable, salvo para los hermanos Castro y sus adláteres.

CLARÍN NO INFORMA: DESTILA ODIO.

Sábado, noviembre 15th, 2014

NO HAY QUE SER ORIGINAL PARA DECIR QUE EL PERIODISMO ARGENTINO, HA PERDIDO CONTENIDO Y VERACIDAD, EN LA MEDIDA QUE SE FUE CONVIRTIENDO EN GACETILLAS OFICIALISTAS, A CAMBIO DE ALGUNAS CHIROLAS  PARA EVITAR CUALQUIER CLASE DE CRÍTICA.

Como los negocios no se adecuaban a las apetencias  del Gobierno y  las necesidades de Clarín, especialmente,  y de La Nación, se generó un frente periodístico opositor, con muy poco de ideología y mucho de   comercial.

La relación de CLARÍN,  con los sucesivos gobiernos ha estado signada por una historia de negociaciones, aprietes y concesiones en ambas direcciones. Desde su aparición durante el peronismo, su rumbo desarrollista y sus cercanías con los gobiernos militares hasta la tirantez con Raúl Alfonsín y sus negociaciones y enfrentamientos con Carlos Menem y la mayor afinidad con Eduardo Duhalde, sus relaciones jamás fueron homogéneas, ni siquiera durante un mismo gobierno.

Incluso el kirchnerismo atravesó un primer período (el de Néstor) afín a esa lógica, hasta que tras la crisis con las patronales rurales de 2008 Cristina Fernández terminó de romper lazos con el grupo que preside ERNESTINA HERRERA DE NOBLE, exsecretaria y viuda del fundador de Clarín Roberto Noble.

… Ernestina tenía veinte años cuando se fundó Clarín. Y cuarenta y cuatro años cuando su esposo falleció. Convirtiéndose ella  en una de las mujeres más poderosas del país, junto con cementera Amalita Lacroze viuda de Fortabat, que supo, al igual que ella, llevar exitosamente la actividad empresarial heredada.

La dueña de Clarín fue ampliando negocios con empresas, tales como Canal 13TNArtearVolverMulticanalCablevisión, Radio MitreLa 100La RazónOléTyC SportsPol-kaLa voz del InteriorDiario Los AndesFibertel y otros medios conforman actualmente el Grupo Clarín.

La mano derecha de la señora es el oriundo de Chivilcoy, contador HÉCTOR MAGNETTO, que nació un año antes que se creara el famoso diario. Llegó a la empresa, a los veintisiete años de edad recomendado por el dirigente de MID, Rogelio Frigerio.

El tema de los medios y la relación con la cúpula del poder K ha sido uno de los temas preponderantes de la gestión de los últimos tres años y el oficialismo ha planteado una guerra casi sin cuartel, que marcará un mojón importante de estos años.

En  su libro PECADO ORIGINAL. CLARÍN, LOS KIRCHNER Y LA LUCHA POR EL PODER la periodista Graciela Mochkofsky rastrea parte de esa relación de los sucesivos gobiernos con Clarín y se plantea diversos interrogantes desde los que abordar ese muchas veces complejo vínculo. Desde un lugar que no pretende tomar partido, y en el que conviven tanto pruebas de que Papel Prensa fue ofrecida por la Dictadura a los propietarios de Clarín, La Nación y La Razón en 1976 con los detalles de las muestras finalmente negativas de ADN de los herederos de Noble, Mochkofsky logra un acabado relato que arranca su recorrido en 1957, con los primeros pasos de la heredera del mayor imperio mediático del país.

De ahí comienza un pormenorizado análisis del devenir de las relaciones con los distintos gobiernos hasta llegar al período 2008- 2011, en el que el Gobierno Nacional y el mayor grupo de medios del país se enfrentaron en una guerra pública y privada “que conmocionó a los argentinos”, según describe la autora. Una de los temas en los que hace hincapié el libro es que los grandes momentos de expansión o consolidación de Clarín se dieron en épocas críticas para el país.

En esa lista describe la obtención de Papel Prensa, pensada en una dictadura militar y obtenida gracias a la siguiente; la posibilidad de intervenir en el negocio de las radios que consigue durante el catastrófico final del gobierno de Alfonsín; la posibilidad de adquirir el Canal 13, privatizado a punta de tapas de diarios por un Menem que todavía no podía hacer pie en la marea de la hiperinflación y, por último, la enorme licuación de sus pasivos que consiguió durante la salida de la tremenda crisis de 2001 de la mano de Duhalde. Se dio una relación inversamente proporcional por la debilidad institucional y política con la que esos gobiernos debieron afrontar las crisis, que los fue dejando en posiciones de clara inferioridad para negociar con un gran grupo de medios. Pese a que monopolizó mensajes oficiales y los grandes titulares, poco o nada se supo de los orígenes, la naturaleza y los alcances de esa guerra.

¿Cómo hizo Ernestina Herrera, una anónima joven de Flores, para convertirse en la única dueña de Clarín? ¿Por qué, a los cincuenta años, adoptó a dos niños y les puso el apellido de su marido muerto? ¿Cómo lograron Clarín y otros diarios quedarse con la empresa Papel Prensa, de los Graiver? ¿Cuál fue la verdadera relación de Clarín con la dictadura militar y los gobiernos democráticos? ¿Por qué Alfonsín, Menem y Kirchner lo consideraron su enemigo? ¿Cuál era la verdadera relación entre Néstor Kirchner y Héctor Magnetto? ¿Por qué se pelearon para siempre? ¿Hubo un intento de tregua, y a qué precio?¿Es Clarín un diario independiente? Estas y otras incógnitas se despejan en el libro.

En un tiempo de medias verdades o mentiras interesadas, a partir de una investigación rigurosa, Mochkofsky, celebrada autora de “Timerman, el periodista que quiso ser parte del poder”, confía en la descripción de los hechos y escribe un libro excepcional, una auténtica lección de periodismo.

La autora lo define como un libro que “es una reivindicación del periodismo como relato de hechos, crítico pero neutral. Ha sido escrito con la convicción de que hay una gran cantidad de ciudadanos ávidos de información confiable –no versiones, manifiestos u opiniones– sobre la que hace sus propios juicios. Y, también, la de que somos muchos los periodistas que no hemos perdido la fe en esta profesión”.

“Pecado original” narra con tono seco y pulso vibrante una caída irremediable. Es,
también, un retrato incisivo de la relación oculta entre la prensa y el poder en la era democrática y durante los gobierno de facto, especialmente la última dictadura militar

comienzo, fueron socios. Néstor Kirchner y Grupo Clarín practicaron una sinergia vía Alberto Fernández, el Eduardo Bauzá de los años más recientes.

Curioso rol de Fernández: comenzó siendo el funcionario de Kirchner ante Grupo Clarín, y terminó convertido en el hombre de Grupo Clarín en el gobierno de Kirchner.

De todos modos, ya en mayo de 2003 era previsible que un día, Kirchner y Grupo Clarín colisionaran.

La explicación era sencilla: ambos integrantes de la sociedad tienen alguna dificultad en convivir con socios.

Resulta evidente que Grupo Clarín es voraz, es insaciable, carece de límites. Igual que los Kirchner.

—- Para quien como yo,  que soy un ávido buceador de los medios audiovisuales, veo a CLARÍN, como un producto mediocre, donde la conexión con el mundo exterior, lo hace a través de muy pocos corresponsales y muchas pegatinas de agencias de los cuales está  abonado.

Un caso paradigmático es  superman JULIO ALGAÑARAZ, un corresponsal que en el mismo día informa desde España, y al rato desde  Italia, en una transformación envidiable para cualquier ser humano.

— Como marplatense, me avergüenza el comportamiento de nuestros curules frente a CABLEVISION. La empresa monopólica nunca tomó en serio el soterramiento de sus cables, tampoco respeta la grilla de su programación.

Hay un canal, como Eurochannel, que no tiene figura en la información impresa.

El deterioro de la existencia de sus  canales, en el comienzo, fue deteriorándose, en la medida que ha ido aumentando el abono.

— El Gobierno de CFK, es un modelo que condice con lo que sucede en el país, en distintos ámbitos. Pero la bronca de Clarín es indisimulable. Supera el límite de la información, para convertirse algo personal.

No hay que olvidar que el concepto democrático de Clarín, nunca fue su fuerte. Es una empresa que ha perseguido a su personal y que, cuando pudo, no respetó el Día del Canillita.

— UNA COSA ES LO QUE DIGO Y OTRA  LO QUE SOY.