A España le gusta suicidarse

Será porque las nuevas generaciones nacieron  desmemoriadas.   Será porque  la corrupción es parte de la idiosincrasia del pueblo español.  Lo cierto   que este reino europeo mientras rapiña  allende los mares, en su casa se producen enorme cráteres económicos.

El gobernante Partido Socialista Español (PSOE) que preside José Luis Rodríguez Zapatero  (n. 1960), vuelve a bailar con la más fea, como si fuera  el heredero de aquellos  viejos vicios monárquicos que llevaron   a que España quebrara  en tres oportunidades, durante el reinado  de Felipe II  (n. 1527), que

Ahora es peor:La tasa de morosidad de los créditos concedidos por los bancos y cajas españoles, alcanzó en diciembre de 2010 el 5,81%, su nivel más alto desde diciembre de 1995”, cuando presidía el Gobierno el también  socialista Felipe González Márquez (n. 1942), ahora convertido en asesor del capitalismo vernáculo.

Los males de España  no son obras del azar, sino de esas  mentes retorcidas  que conviven en esta sociedad y a quienes  no  les importa hacer añicos el erario.

El Pasado que vuelve: Como un revival del que fui testigo accidental, hace más de dos décadas,  vuelve aparecer en escena un personaje nefasto: José María Ruiz-Mateos y Jiménez de Tejada quien, a sus ochenta años   no ha perdido su capacidad de decir chorradas y  seguir siendo un empresario de manejos espurios.

Su resucitada empresa la Nueva Rumasa está a punto de declararse en quiebra.

En 1983  el Gobierno de Felipe González rescató del fango a la Rumasa original,  con plata del Estado,  para no dejar en la calle a sus   sesenta mil trabajadores.

Ahora este pelandrún con título nobiliario declaró: “Si no pudiera pagar a los inversores, me pegaría un tiro”.  Sería bueno, para el  bien de España,  que se lo pegara ya.

Ruiz-Mateos estuvo en la  cárcel  por  contrabando de monedas  y fraude fiscal.  Cuando recuperó la libertad  se compró un club de futbol, el Rayo Vallecano, e inclusive, propio de un país tercermundista, se le permitió formar un partido político con el cual accedió a la diputación Parlamento Europeo.

Como la ambición no tiene moral, Ruiz-Mateos, se perfeccionó para otra cabronada:   fundó  la Nueva Rumasa,   entrampando en un pool a diez empresa, que ahora se han acogido a un procedimiento especial concursal, con una deuda de setecientos millones de euros y dieciséis mil empleados que ven peligrar su puesto de trabajo.

Uno de los trece hijos que  María Ruiz-Mateos hizo parir a su mujer   aseguró, siguiendo la onda conciliatoria de su papito que: “Venderemos hasta nuestras casas si hace falta con tal de no dejar de pagar a un bonista”. Ningún fruto   cae lejos de su árbol.

Más de lo mismo: La Madre Patria para tapar sus enormes agujeros negros producidos en su economía  ha optado, como hace más de  quinientos años, por  su conocida táctica colonialista: llevarse la crema del Tercer Mundo, dejándole a los sudaca    la   mala leche.

A  la América latina ya no vienen   ni  los Colón ni  los Cortés,   sino otros conquistadores  pero que tienen la misma virulencia de aquellos que descendieron de las carabelas: como el  Banco Santander;  Telefónica,   Endesa (energía eléctrica), la petrolera Repsol, el banco BBVA banco Francés, etc. etc.

Estos no están solos: existen muchísimas otras  empresas que funcionan con rótulo argentino pero que son de capitales españoles.

Sus inversores, en la mayoría de los casos, tuvieron   que pagar peaje si querían  entrar en el mercado argentino.  Por eso, lo primero que han hecho fue desquitarse, para poder sanear sus finanzas.

En  el año 1990,   el consorcio aeronáutico   Iberia cuando se hizo cargo de Aerolíneas Argentinas vendió  la mayor  parte  de la flota, dejando las unidades maltrechas en los hangares. Y así se fue muriendo la línea de bandera que alguna vez surcó orgullosamente los cielos del planeta tierra.

No todo debe ser   tristeza: aquellos argentinos que se han caído del tobogán inflacionario y ahora están desocupados, con una pocas monedas pueden tentar  su suerte en las muchas salas de tragamonedas que tiene  la empresa del entretenimiento  CODERE (¿querrá decir  jodere?),  y   ganarse algunos morlacos como  para poder hacer la diaria. Por supuesto, si tienen suerte y agarraron la única máquina que tiene   premio.

Pienso que para el desclasado  es mucho   mejor anotarse en un plan que para marginados sociales  tiene el Estado K.  Ahora que las Elecciones están próximas quizá se vea favorecido con unos de esos mangos que llegan sin dirección y al voleo.

La vida es una fotocopia, porque  al  hombre le gusta pisar  la misma bosta.

saúl rabín mar del plata. Argentina.

Leave a Reply