GOBERNAR ES OTRA COSA.

No me importa que no lo leas, es bueno que alguna vez te enteres.

***

Después  del nefasto golpe militar de 1930, la Argentina  conoció pocos gobiernos y muchos administrativos de la cosa pública, por cuyo mostrador han pasado  y lo siguen haciendo, menesterosos quienes   aceptan los espejitos de colores de  los malos gobernantes, mientras  regalan sus votos a  quienes se van en promesas que nunca cumplen. Son los mismos políticos que   se  llenan los bolsillos con dineros provenientes de   las arcas del Estado.

Y para que la cosa    resulte redonda y se ajuste a la imagen del nuevo millonario, son de   cambiar   rápidamente  de esposa, por una más joven, por supuesto.

La Argentina padece de  una desintegración  moral tanto social como institucional.

Por ejemplo las   que todos suponen que son las DEFENSORAS DE LOS DERECHOS HUMANOS, (Bonafini y Carlotto) se han adueñado de sus instituciones   como si ellas fueran herederas de las peores  Monarquías.

Y se burlan de la Justicia, de esa que luego critican.

Cómo puede ser que un   integrante de la Corte Suprema de Justicia,   el salteño CARLOS FAYT, pronto a cumplir los cien años,  no ponga   fin a su gestión;  lo que demuestra que el poder seduce más que el sexo.

Los  honorables SINDICALISTAS son capaces de destruir de mil maneras a los opositores que osan pedir elecciones libres en sus gremios.

Si es así en estos estamentos   no hay razón  alguna que la cosa pueda ser  distinta  en los Gobiernos tanto  Central, Provincial o Municipal.

—  En el ámbito gremial es donde  políticos, dirigentes deportivos, y devotos de nobles causas, encuentran  la mano de obra ociosa dedicada a petardear gobiernos democráticos, especialmente Radicales, y a los que   hay que ablandarles el  cuerpo y diluirle las ideas.

En una sociedad donde el desvalido no encuentra la   protección estatal,  surgen las ORGANIZACIONES SIN FINES DE LUCRO (ONG), dedicadas al mangazo, para cubrir las necesidades perentorias de miles de marginados, mientras los  saqueadores del erario  pasean sus felonías, sin el menor pudor,   por lugares paradisiacos o construyéndose mansiones en los lugares más caros de su geografía.

Son verdaderos prestidigitadores ya que logran de un día  para el otro convertirse en los   nuevos millonarios.

El expresidente radical ARTURO UMBERTO ILLIA (1963- 1966) demostró lo que era GOBERNAR, y fue derribado por una sociedad heredera del peronismo petardista. Los golpistas civiles, los mismos que conspiraron contra Perón encontraron eco en los militares, y la Democracia volvió enfermar. Y desde entonces hay una  minoría lucha denodadamente e inútilmente en sostener un ideal democrático que se va oscureciendo.

Hoy rige el  estropicio moral provocado por    una elite  de mentirosos crónicos que    están  arrastrando, a una  mayoría indolente,   al temido  infierno.

SI LOS PRÓCERES ARGENTINOS prefirieron   morir en el exilio, esto  simplifica cualquier necesidad de explicar la realidad. Ellos no quisieron verse envueltos  en un entramado de violencia,  entre quienes solamente les importaba alcanzar el poder por el poder mismo.

En muy pocas circunstancias, todo pasado fue mejor…

VALORES OLVIDADOS.
*El Gobierno son las autoridades que dirigen, controlan y administran absolutamente todas las instituciones del Estado.”

— Administran ¿qué?

* Un buen gobernante debe ser un visionario para saber qué es lo que va a hacer y a donde nos quiere guiar. “Ideología es el conjunto de ideas fundamentales que caracteriza a una persona, una colectividad o una época.” También significa el estudio del origen de las ideas.

—- ¿Quién es el beodo que escribió esto?

* En una Republica Democrática, definir que es “gobernar” resulta más preciso empleando el concepto “responsabilidad” sobre otros tales como “función” o “poder”, porque el primero se enfoca con claridad a su esencia jurídica y política, en tanto que los segundos la obscurecen.

— No se puede tomar en cuenta porque habla de Democracia.

* Antes que todo, “gobernar”  es una “responsabilidad”, el cumplimiento de una obligación, frente a un ente jurídico político determinado: la Nación de un Estado Democrático y, solo después, ante todos los demás.


— Con observar lo que ocurre en la Argentina en materia de SALUD, EDUCACIÓN, VIVIENDA Y TRABAJO, uno comprende rápidamente que no hay Gobierno. Y lo lamentable: analistas políticos y económicos, solo cuidan sus quintitas y no más que esto.

BONELLI, PAGNI, MORALES SOLÁ, LANATA, MAJUL, entre otros, son arquetipos de un  piripipi inconsistente, porque a  falta de Justicia la moral pública se desintegra. Y el escenario que los contiene, no está mucho más limpio de aquel que ellos critican. Por ejemplo: CLARÍN

Y las pruebas son como huellas, que se borran con los primeros vientos como ocurre con el incansable trajinar de tres mujeres: STOLBIZER, OCAÑA, CARRIÓ, afanosas en  evitar que la CORRUPCIÓN, se convierta fatalmente en una enfermedad incurable.

— Y los corruptos no se esfuerzan por responder; hacen la más fácil: las tratan de histéricas.

LAS OBRAS PÚBLICAS cuyos enunciados se hacen para que se enteren hasta los muertos,   quedan resumidas a especie de    LOCACIONES,  por fuera son pomposas,  y  por dentro  esqueletos. Eso sí: siempre cuestan   más que el presupuesto de cualquier provincia.

UN PUEBLO ANESTESIADO pierde  el sentido auditivo. Y los  que oyen son aquellos que están al lado del Poder de turno para activar el aplausómetro, y luego pasar por caja para cobrarse la changa.

LA VIDA ES UNA FOTOCOPIA.

Leave a Reply