ES BUENO RECORDAR QUE…

Hoy (15/1) la película estadounidense SELMA ha sido  nominada entre las candidatas al Oscar justo el día que nace quien es parte del relato de este film: MARTIN LUTHER KING, JR un pastor  estadounidense de la iglesia bautista que desarrolló una labor crucial en Estados Unidos al frente del Movimiento por los derechos civiles para los afroamericanos y que, además, participó como activista en numerosas protestas contra la Guerra de Vietnam y la pobreza en general.

Por esa actividad encaminada a terminar con la segregación estadounidense y la discriminación racial a través de medios no violentos, fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz en 1964. Cuatro años después, en una época en que su labor se había orientado especialmente hacia la oposición a la guerra y la lucha contra la pobreza, fue asesinado en Memphis, cuando se preparaba para liderar una manifestación.

Martin Luther King, activista de los derechos civiles desde muy joven, organizó y llevó a cabo diversas actividades pacíficas reclamando el derecho al voto, la no discriminación y otros derechos civiles básicos para la gente negra de los Estados Unidos. Entre sus acciones más recordadas están el boicot de autobuses en Montgomery, en 1955; su apoyo a la fundación de la Southern Christian Leadership Conference (SCLS), en 1957 (de la que sería su primer presidente); y el liderazgo de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad, en agosto de 1963, al final de la cual pronunciaría su famoso discurso “I have a dream” (‘YO TENGO UN SUEÑO’), gracias al cual se extendería por todo el país la conciencia pública sobre el movimiento de los derechos civiles y se consolidaría como uno de los más grandes oradores de la historia estadounidense.

La mayor parte de los derechos reclamados por el movimiento serían aprobados legalmente con la promulgación de la Ley de los derechos civilesy la Ley del derecho al voto.

King es recordado como uno de los mayores líderes y héroes de la historia de Estados Unidos, y en la moderna historia de la no violencia. Se le concedió a título póstumo la Medalla Presidencial de la Libertad por Jimmy Carter en 1977 y la Medalla de oro del congreso de los Estados Unidos en 2004. Desde 1986, el Día de Martin Luther King Jr. es día festivo en los Estados Unidos.

Ray fue capturado en el Aeropuerto de Londres-Heathrow mientras intentaba partir del Reino Unido con un pasaporte canadiense falso bajo el nombre de Ramon George Sneyd. Ray fue expedítamente extraditado a Tennessee y acusado por el homicidio de King, confesando el asesinato el10 de marzo de 1969 (aunque se retractó de su confesión tres días después). Siguiendo el consejo de su abogado Percy Foreman, Ray aceptó declararse culpable para evitar una condena en juicio y así la posibilidad de recibir la pena capital. Ray fue sentenciado a 99 años de prisión.

Ray junto a otros siete convictos escaparon de la prisión Brushy Mountain State Penitentiary en Petros, Tennessee el 10 de junio de 1977. Fueron recapturados el 13 de junio del mismo año y regresados a prisión. Se le agregó un año más a la condena anterior sumando un total de 100 años. Poco tiempo después, Ray testificó no ser el asesino de King ante el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos.

Ray falleció en prisión el 23 de abril de 1998 a la edad de 70 años debido a complicaciones relacionadas con un riñón, y contrajo hepatitis C  probablemente como resultado de una transfusión de sangre realizada después de que lo apuñalaran en Brushy Mountain State Penitentiary. También se confirmó en la autopsia que falleció debido a un fallo en el hígado.

ESPECULACIONES. Algunos han especulado que Ray fue utilizado como un “señuelo” (patsy), similar a lo que se ha dicho sobre el asesino de John F. Kennedy, Lee Harvey Oswald. Algunos de los argumentos que pretenden sostener tales acusaciones son:

La confesión de Ray fue dada bajo presión, y lo habían amenazado con la pena de muerte.

Ray era un ladrón y asaltante y no tenía registros policiales relacionados con crímenes violentos con armas.14

Muchos sospechan una conspiración en el asesinato ya que ninguna de las dos pruebas separadas de balística realizadas en la Remington Gamemaster concluyeron de forma determinante que Ray fuera el asesino o siquiera que esa fuera el arma homicida. Es más, los testigos que se encontraban alrededor de King al momento de su muerte dicen que el disparo provenía desde otro lugar, detrás de una gruesa “shrubbery” cerca del “rooming house”, y no desde la “rooming house shrubbery” (que fue cortada de una forma inexplicable en los días que siguieron al asesinato).

Entrevista realizada de abril a junio de 1977 por James McKinley para la revista Playboy se le confrontó a que gastó en viajes casi 10.000 dólares y recorrió 20.000 millas en los dos meses posteriores al asesinato de King Jr. Ray declaró que era dinero de Raoul. Según Ray, Raoul sería un personaje de origen latinoamericano, sin definir de qué país provenía. El abogado de Ray, Percy Foreman, comentó que el personaje Raoul era una invención de Ray para alimentar las teorías de conspiración.

En los dos meses entre el asesinato de Martin Luther King y su captura viajó por diferentes países entre Canadá, Portugal, Sudáfrica. Fue capturado en aeropuerto Heathrow de Londres empleando un pasaporte canadiense falso, cuando se encontraba en camino a Rodesia (que entonces practicaba la segregación racial).

En 1977 en el marco de la entrevista para Playboy, Ray se sometió al detector de mentiras. En el intervalo había tratado de escapar de prisión, siendo recapturado. Para los expertos del análisis del polígrafo hecho a Ray, este asesinó a King.

El 6 de abril de 2002, el New York Times reportó que un ministro de una iglesia, el Rev. Ronald Denton Wilson, afirmaba que su padre, Henry Clay Wilson —y no James Earl Ray— era el asesino de Martin Luther King Jr. Declaró que: “No fue una cosa racista; él pensó que Martin Luther King estaba conectado con el comunismo, y quería quitarlo del camino.”

—- Todo quedó como aquel entonces: pero algo me queda claro: que los afroamericanos  son buena gente si se toma en cuenta la vida miserable que soportaron  cuando llegaron  esclavizados  al país del Norte, y el martirio a que los sometieron los blancos.

Algo similar se puede decir de los sudafricanos durante el apartheid.

Leave a Reply