Esta película ya la vi.

El ex presidente argentino Juan Domingo Perón  era reelecto en 1951.

60 años después es reelecta la actual presidente  Cristina Fernández de Kirchner, que de peronista no tiene nada.

 En su primer mandato a Perón lo secundó un Radical. En el segundo,  un hombre de su mismo palo.

A la Presidenta la acompañó primero un Radical, y ahora, en su segundo mandato, alguien que se supone es del mismo palo.

Perón censuró a la prensa controlando a los diarios.

Solo  se  salvó   Clarín, porque se había fundado un año antes de la ascensión del General. 

El Gobierno de CFK., va por el mismo camino, y  a paso redoblado.

Además,   todos los diarios que se fundaron con la llegada   de los Kirchner a  la Casa Rosada, no deben confundir de arco si no se quieren ir al descenso. 

 Perón traicionó al sindicalista Cipriano Reyes, el mismo que lo ayudó  llegar a la Primera Magistratura.

 Los sindicalistas de hoy no pueden dormir con los ojos cerrados. Deben  cuidarse  que    CFK., no los destape.

 Perón tenía una tropa de adláteres: los Descamisados. CFK., tiene   La Cámpora.

 Perón tenía un aparato tan bien armado que el voto popular era una entelequia.

Hoy es lo mismo, y con pocas posibilidades de mejoría.

 CFK.,  con la asesoría de  su difunto marido   realizó la mayor estafa moral que pudo sufrir un electorado: los candidatos testimoniales.

Fue una humorada de muy mal gusto.

 En el Gobierno de Perón  hubo undesaparecido notable: el médico comunista, oriundo de Rosario  Juan Ingalinella (n.1911)

En el gobierno del ex presidenteNéstorKirchner, desapareció el dirigente barrial, afiliado al Partido Socialista, el albañil Jorge Julio López (n.1929.)

 En la época de Perón todo lo bueno era obra suya, todo lo malo era gorila (oposición.)

Perón era  como  un tatuaje hecho sin aguja. No había nada en el país que no llevara su nombre.

Hoy, en cada rincón de la Argentina está el nombre del ex presidente Néstor Kirchner.

 Tanto como ayer hoy son  miles los políticos y funcionarios que   se llevan  la plata del erario a mano llena.

 Y como antes, también hoy, cuentan  con el apoyo  popular. 

A los argentinos les gusta ser engañados.  

 La Fundación Evita después de apretar a los empresarios, repartía lo que no era suyo a los necesitados.

Hoy se hace beneficencia  con la plata de los Jubilados.

 Perón odiaba a los yanquis, se sentía cercano al nazismo y al fascismo. Cuando se alzó con la Presidencia en 1946, fue a pedirles ayuda económica  a los norteamericanos.

La actual Primera Dama, que le siente tirria a los estadounidenses,  compra su ropa en las mejores tiendas de la  Quinta Avenida neoyorquina. Y su hija estudia cine  New York Film Academy

  ASESINATOS.   En octubre de 1947     oficiales de la Gendarmería Nacional exterminaron a más de mil personas: mujeres, niños, ancianos y hombres del pueblo pilagá de  la tribu guaycurú.

El año pasado fueron asesinados dos integrantes de la comunidad toba. Muchos otros fueron desalojados de sus tierras.

Otro tanto está ocurriendo en el Sur del país, con los mapuches quienes son expulsados de su terruño por la fuerza.

Amigos del Poder y empresarios se hacen de estas tierras a precio vil.

Mientras la Patagonia se deshilacha el Gobierno pide  por las Malvinas.  Y pide al Congreso que vote una ley en defensa de las tierras que  ya tienen dueños.

Los Blaquier, es una familia poderosa, dueña de un “imperio que va mucho más allá del ingenio azucarero más importante del país, ya que poseen también industrias en rubros como papel, carnes, granos, glucosa, almidones, gas y petróleo  sabido mantener  históricamente una cercana relación con el poder que los convirtió no sólo en ricos, sino en personas sumamente influyentes.”

Para los Blaquier no les cabe la justicia terrenal. A ellos no   les aplican  los Derechos Humanos, cuando todos saben   que tienen las manos y la conciencia manchadas de sangre; que  esclavizan  a sus  trabajadores  mientras se pavonean mostrando a la prensa sus enormes yates estacionados en Punta del Este.

 REYEZUELOS DE DISTINTOS PELAJES.  Todos los ambiciosos estaban escondidos en sus madrigueras   por temor a la Dictadura del 76.

Cuando llegó la Democracia  salieron disparados como si tuvieran resortes en sus cuerpos. 

Políticos y sindicalistas, con una  mínima vocación democrática se aferraron a sus sillas, cerraron las urnas, y hoy solamente se encargan de engordar su propio ego (léase bolsillos.) 

 JOYITAS PERONISTAS.    Rodolfo Gabriel Galimberti (n.1947); Mario Firmenich (n.1948); el brujo uniformado, José López Rega (nació el  17 de octubre de 1916);  el terror jujeño Milagro Sala (n.1964);  la constructora Hebe Bonafini (n.1928);  el déspota metalúrgico Lorenzo Miguel (n.1927);  el rey de los paros Saúl Ubaldini (n.1936); el rematador ferroviario Carlos Menem; el presidente frustrado  y la manzanera  (el matrimonio Duhalde);   los punteros políticos y barras bravas;  el nuevo brujo K.,  Guillermo Moreno (nació lo cuando voltearon a Perón); el dadivoso  Ricardo Jaime; son algunos de los prohombres que hicieron y siguen haciendo grande la Argentina.

Con gente como esta,  la Oposición  podrá seguir mirando la Casa Rosada como la miraron los Gorilas en la época de Pochito.

La vida es una fotocopia.

saulrabin@gmail.com

Leave a Reply