ENFERMERIA: PROFESION O MANO DE OBRA BARATA.

Me resulta incomprensible, y moriré sin entender,  por qué  el ser humano siempre se recicla hacia el mal. 

———- 

Cuando la médica Cecilia Grierson (n.1859),  creó la Escuela de Enfermeras del Círculo Médico Argentino, pensó en el  desarrollo y en la jerarquización de la profesión.

Lo que no tomó en cuenta la actitud corporativista de los médicos, que es  el mayor escollo para el avance de la Enfermería.

Es mejor controlar al personal  antes que compartir un mismo espacio.

———

 

Hoy la Enfermería se asemeja a la época de las  Beguinas de Flandes, mujeres que sufrían  la persecución de las jerarquías eclesiásticas porque eran personas que pensaban.

Un pensamiento crítico asusta a los mediocres  que    son   mayoría en este planeta.

——- 

El enfermero es  el fusible entre el médico  y la gente.

Cuando un paciente  se pone nervioso porque el ‘dotor’ lo tiene condenado a una larga espera, descarga su bronca contra el enfermero,  que está expuesto a improperios y a agresiones físicas. 

La gente cree, aún en el siglo XXI, que el Enfermero es el lampazo del ‘dotor’.

Cuando el paciente ofuscado    llega a la consulta, se transforma en un corderito.  Se deshace en: “Si  dotor, gracias dotor.”

El pobre Enfermero se queda mascullando: “¿Quién carajo soy para que cualquier infeliz me maltrate?”

La respuesta es fácil: “Un Don/ña, nadie.”

————–

Se  han multiplicado   las  Escuelas de Enfermería, un curro que tiene tantos protagonistas que  ya nadie sabe quién es quién en este ámbito educativo. No hay   control de calidad, y  todo está librado a la buena de Dios.

Las materias tienen la profundidad de una fotocopia y las  clases la versatilidad de docentes improvisados.

———-

 Los hospitales y las clínicas,  no someten a los Enfermeros a exámenes  sicológicos, ni de evaluación profesional   lo  que va en demérito del trabajador que ha estudiado.

 

 Y  la Patronal  paga   lo que se le  antoja. 

———

 En mi comarca no recuerdo cuándo fue la última vez  que un Enfermero participó de un curso para progresar en el área de su incumbencia.

Quizá  hay quienes  temen  que el  agente demuestre su  capacidad y desnude la mediocridad de sus   jefes. 

———

 En mi comarca  el sueldo del Enfermero se ha ido acotando,  por los aumentos tardíos y las    pérdidas de  los beneficios.  

Sufren estos perjuicios gente que está trabajando  con adultos y  niños enfermos.

Si   se puede explotar al Trabajador de la Salud, hay   una sociedad   donde la vida del otro importa un carajo.

 ———-

 No toda la culpa es del sistema hospitalario sino de la falta de gente idónea en el manejo de la Enfermería.

Se abusa del ‘dedito’  por falta de un organigrama  en la designación del Personal Jerárquico.     

——–

 El Enfermero es un ser estropeado, un zombi laboral  obligado   a   meter horas de trabajo a lo  pavote  para

 poder llevar a su hogar un sueldo medianamente pasable. No digamos digno.

————–

Nuevos datos muestran que las jornadas laborales demasiado largas  ponen al trabajador en el riesgo  de sufrir episodios depresivos, de  ansiedad,  trastornos psicológicos,  perturbaciones del sueño, y  la disminución de las funciones cognitivas. 

 ———-

En mi comunidad hay un ejército de Trabajadores de la Salud que tendrían que recibir urgente  tratamiento psiquiátrico,  porque están hecho añicos física y mentalmente.

 ————–

 En esta sociedad nadie  se pregunta cómo puede ser que el Enfermero   nunca haga reclamos salariales, que sea el único trabajador en el país que no hace huelga. Que sea el único trabajador que no tiene  su propio gremio.

¿No será que está amordazado?
—————–

 La descalificación de la Enfermería se  ve en los medios de comunicación. Jamás una investigación de lo que ocurre en los hospitales, en las clínicas, o en los geriátricos.

O ¿por qué el salario de un Enfermero es el más bajo entre los trabajadores organizados del país?

 —————–

 No sé qué pasará en el futuro;  en la provincia de Buenos Aires  hubo  largos periodos donde el enfermero era   disfrazado de becario, una especie de trabajo en negro encubierto.

La gente que padeció esta injusticia nunca podrá jubilarse porque le faltarán años de aportes.

———-

Cuando la realidad se tapa con mentiras es difícil encontrar Justicia. Y cuando no hay voluntad política para otorgarle al ciudadano de a pie lo que se merece, todo discurso es pura cháchara.

—————-

Qué lástima que no elegí ser camionero o barrendero.               

————–

saulrabin@gmail.com.

Leave a Reply