Para odiar hay que estar enfermo.


Las expresiones antisemitas  y  anti israelíes, son componentes del  mismo disturbio mental que tienen los   boñigas humanos,  que pululan en nuestro planeta.

Coinciden que  todos ellos  son   corruptos, miserables y asesinos.

 

Cuando el pueblo hebreo, obligado por  las circunstancias, peregrinó durante dos mil años por Europa,  tuvo que sufrir los embates criminales  perpetrados por los ángeles de Dios:  los cruzados, los inquisidores y  los nazis.

Siempre bajo la mirada atenta y cómplice de la Iglesia Católica Apostólica.

Ahora que la Tierra Prometida ha sido recuperada, el Pueblo Elegido,  no debe mendigar la  hospitalidad de nadie.

——

El conflicto árabe –israelí no es por un metro más o un metro menos de tierra. Es por un estilo de vida.

Mientras las mujeres árabes  sigan siendo ciudadanas de segunda, ningún pueblo musulmán podrá aggiornarse.

Para todos los  gobernantes  árabes mantener un estado de conflictividad con Israel, le es de suma utilidad pues les permite ocultar sus verdaderos designios: sostenerse en el poder mediante el ejercicio de un sistema despótico, reprimiendo todo intento libertario.

 

Y los pueblos sojuzgados descargan sus frustraciones  reiterando ese mensaje anacrónico: “Israel es un estado que ocupa tierras que no le pertenecen.”

Nunca dirán que el reino hachemita de Jordania, es un empaste franco-británico.  Que éste debería ser la patria palestina.

———–

Cuando el tema territorial no existía, los árabes se las ingeniaban de igual manera para perseguir al hebreo que se aventuraba   a rezar al Muro de los Lamentos.  

En 1141 el médico y filósofo español de origen hebreo    Yehuda Ben Samuel Haleví (n.1075), cumplió su sueño de retornar a Jerusalém. Mientras se hallaba orando lo ultimó unbandido árabe.

 Mientras el mundo árabe niega nuestros derechos a coexistir con los palestinos en Oriente Medio, arqueólogos israelíes han encontrado  en el Norte de Israel, un sello con forma de candelabro empleado para marcar el pan hace más de mil quinientos  años.

¿Qué hacía aquí el pueblo hebreo?

———

En un sociedad llena de carencias, cualquier encuesta será direccionada  hacia  el odio para mantener un estado beligerante con Israel.

Sólo 34% de los palestinos aceptan la idea de dos estados para dos pueblos.

Merecerían ser escuchados.

72% de los palestinos dicen que los israelíes no tienen relación histórica con Jerusalém.

Mahoma decía lo contrario.

53% de los palestinos a favor de cantar canciones sobre odiar hebreos en las escuelas.

Ese es parte del legado dejado por esa lumbrera inmoral que fue Yasser Arafat

80% de los palestinos están de acuerdo con una cita de la Carta del Hamás que dice que hay que traer batallones del mundo árabe y musulmán para destruir a Israel.

Ya lo probaron en 1948 y así les fue.

 ——– 

Artículos de prensa  han detallado “la creciente cooperación entre los traficantes de drogas de América del Sur y los terroristas de Oriente Medio.

Una parte importante del financiamiento de grupos terroristas árabes incluyendo a Hezbolláh y Al Qaeda, provienen de América Latina, mientras se están creando campos de entrenamiento y centros de reclutamiento en este continente.

 

Algunos países de América Latina  como Venezuela,  han forjado importantes alianzas políticas y económicas  con Irán.

De hecho Irán y el   Hezbolláh,  financian sus actividades terroristas  con la cocaína de Sudamérica.

El mentor de la actividad del Hamás y la Hezbolláh en América del Sur, es el dictador venezolano Hugo Chávez, quien a su vez mantiene un estrecho lazo de amistad  con el clérigo iraní, Moshen Rabbani, a quien se le considera como el  instigador del atentado al edificio de la AMIA, ocurrido en 1994,

“El operador de Rabbani con Chávez es un tal Ghazi Atef Salameh Nassereddine Abu Ali.

Se dice que Irán encontró uranio en Venezuela y Ecuador y que Chávez habría puesto trescientos  millones de dólares en la Argentina que indicaría que bajo a fachada

de compañías canadienses se diría que se extrae oro, pero en realidad lo que se busca es uranio necesarios para el delirio atómico del  sátrapa iraní Mahmud Ahmadineyad.

———–

Siria siempre quiso adueñarse del Líbano. Fue quien promovió la guerra fratricida, que convirtió  un vergel en tierra arrasada.

Lo que a los sirios les interesa  es la explotación de los plantíos de amapola (opio) que existen en el Valle de la Becá, una fértil depresión que se halla a treinta kilómetros  de la capital libanesa, Beirut.

———-

En todos los  países árabes donde existen yacimientos petroleros,  sus dirigentes  cursan  estado  de  apremiante   alienación.

Despilfarran sus petrodólares  en prostitutas de alto standing, en comprarse esposas, en revestir de oro sus camas y  adquirir  equipos de futbol, entre otras nimiedades.

Jamás en ayudar a los palestinos.

———-

 La Organización de Liberación de Palestina (OLP) es considerada como la estructura terrorista   con unos activos calculados en  ocho y diez mil millones de dólares  y unos ingresos anuales de dos mil millones  procedentes de donaciones, extorsiones, sobornos, contrabando ilegal de armas, tráfico de drogas, blanqueo de dinero, fraude y otros procedimientos.

Y el pueblo palestino es hambreado y expuesto como los pobres tipos que Israel maltrata.

———

Memoria, memoria,   para no  hacer mierda a la Historia.-

———

Leave a Reply