LA ÚLTIMA MENTIRA REVOLUCIONARIA.

 

FRENTE A UNA  ENORME PIRA, dispuestos a ser quemados,  se están  alineando los miles de textos que sesudamente trataron de explicar tanto en lo filosófico como en lo ideológico,  la gran transformación que era para el mundo la Revolución Cubana.

PASARON CINCUENTA  AÑOS y nuevamente la Izquierda vuelve a demostrar que en mucho se parece a la Derecha. Que,  siguiendo la costumbre musulmana, es  la mano que se utiliza para limpiarse el poto. Y concluye su ciclo pareciéndose en mucho con aquel modelo que una vez combatió.

 EL LÍDER CUBANO, Fidel Castro,  anunció  que “El modelo cubano ya no funciona ni para nosotros”, y los  miles de muertos que se sacrificaron  por su causa se agitaron en sus tumbas.

RUSIA FUE EL ESPEJO en el que Castro le gustaba mirarse. Después se le hizo añico cuando desde Moscú le soltaron la mano, para dejarlo librado a su suerte, y a expensas del monstruo de enfrente, ese gigante que él utilizó para meterle miedo a su gente  y perpetrarse en el poder.

UNO PIENSA EN LOS LIDERES del Movimiento que derrumbó al régimen de Fulgencio Batista. En el  Che o  en Camilo Cienfuegos, dos héroes que algún día serán vengados.  Dentro del entripado castrista alguien los traicionó y otros decidieron sus muertes.  Sus ideales chocaron con las ambiciones de Fidel. Él quería para sí, toda la  gloria.

HOY LOS GUSANOS, opositores a Castro, que viven en Miami, se  sentirán felices de haberse ido de la isla. Y  los miles de balseros que no alcanzaron las costas norteamericanas y se perdieron en las entrañas del mar,  se sentirán felices por   sus hermanos que muy pronto podrán ser hombres libres tan libres como ellos.

LAS  GENERACIONES PERDIDAS quizá puedan comer algo mejor que  las raciones que les suministra el Estado. Puede que no tengan que  mendigarle   a los turistas un dólar para poder ingresar a las grandes tiendas, cuyo acceso les está prohibido si no tienen  en su poder la moneda americana.   

Las jineteras ya no necesitaran cambiar sexo por un jean, ni se verán perseguidas por ejercer la prostitución.  Y los raposos y los rapaces  serán libres de hacer sus curros a la vista de todos. Ya no será privativo de los parásitos cercanos al poder.

 VAYA, VAYA,  Fidel, un acreditado ateo, parece que le tiene pavura a la muerte y ahora se hace el buenito. Es como si espera la bendición de alguien antes de partir. Ahora reconoce la existencia del pueblo hebreo como tal,  y del Estado de Israel en particular. Y avanza en su pensamiento: “Yo no creo que nadie haya sido más injuriado que los judíos. Diría que mucho más que los musulmanes.”

PORQUE FIDEL debe recordar que  cuando Colón descubrió la isla, el 27 de octubre de 1492 con él estaba el español Luis de Torres un converso que se venía  escapando a la Inquisición. Fue el primer semita en caminar por esta isla. Los hebreos hicieron mucho por su prosperidad.

FIDEL DEBE ESTAR arrepentido, creo, de habernos hecho la vida tan difícil. Dos años después de la Revolución, miles de hebreos debieron  abandonar el país. Unos huyeron hacia los EEUU y otros a Israel. La mayoría se tuvo que ir con lo puesto. Hoy conviven con el régimen unas quinientas familias.

 LAMENTABLEMENTE, la Revolución cubana tiene asqueado a su pueblo. Y las nuevas generaciones querrán olvidar el pasado. Nadie recitará los poemas de  José Martí. Y el Che Guevara, será apenas un tatuaje. Y a Fidel mirarán como  a un pequeño Stalin, que supo hacer mucho más mal que bien.

 

 EL FUEGO SE HA ENCENDIDO. Se están quemando miles de libros que los cubanos no querrán volver a leer. Los anaqueles de las bibliotecas  se llenaran de obras  que plantearan nuevas alternativas para el pueblo cubano. Y la  Revolución que estará reducida a unos pocos escombro. Lástima el tiempo perdido.

La vida es una fotocopia.

 saulrabin@gmail.com   mar del plata, argentina.

Leave a Reply